Praga: capital de malta y lúpulo

Praga: planes de viaje.

Hoy queremos dejarnos llevar y por eso hemos decidido irnos de viaje, ni más ni menos que a Praga. ¡Una de las capitales cerveceras por excelencia!

Praga, cuna de la afamada cerveza Pilsner Urquell, es el lugar del que data el primer documento escrito acerca de la cerveza (año 1088) y como no podía ser de otra manera, esta ciudad de fantasía, respira la cultura de la cerveza.

En Praga podemos encontrar multitud de pequeños productores y mini-cervecerías que elaboran sus propias recetas. No obstante, la tradición nos remonta hasta hace más de mil años. Cuando se cuenta, que los monjes del monasterio benedictino de Breznova, fueron pioneros en elaborar su cerveza que aún se comercializa, la Brevnovský.

 

viaje praga

 

En Praga, los amantes de la cerveza podrán disfrutar del mundo de esta bebida sin preocuparse demasiado de sus presupuestos. Elegir una ruta para descubrir los secretos de la producción de cerveza, saborearla y respirar la atmósfera de los bares checos es una opción adecuada para cualquier bolsillo. Entre los locales más celebres se incluye Novomestky Pivovar, una casa con más de un siglo de antigüedad que se dedica a la producción para abastecer a su restaurante con su cerveza sin filtrar y no esterilizada, lista para consumir. Para comprender la magia de este lugar, se puede realizar un tour por toda la fábrica y descubrir su proceso de elaboración artesanal.

Otra visita obligada en esta capital es la del Beer Museum de Praga. Este museo de la cerveza con dos plantas decoradas con gusto refinado, se caracteriza por ser el único no asociado a ningún restaurante o cervecería. Visitándolo, conoceremos la historia de la cerveza checa y su elaboración; todo apoyado de numerosas infografías y objetos relacionados con esta bebida. La visita incluye una degustación en un pub de la época comunista.

Una parada imprescindible es U Fleku. Con un consumo anual de doscientos cincuenta mil litros al años. En 1499 su primer maestro cervecero, Vit Kremenec, ya elaboraba su cerveza siguiendo dos máximas respetadas hasta hoy: La cerveza necesita su tiempo y su temperatura y Hay que beber hasta la última gota. Además de sus increíbles salones, en U Fleku hay un salón del que se puede disfrutar de una función de cabaret que empezó a funcionar en los años treinta, con su momento de esplendor en la época comunista.

Para no olvidar esta visita que mejor que darse, literalmente, un baño de cerveza. En el spa Pivni Lazne podremos disfrutar de una terapia relajante bañándonos en cerveza. En sus barricas de roble, podremos disfrutar de un baño terapéutico y beneficioso para cuerpo y mente y terminar con un descanso sobre un lecho de paja de trigo. Todo esto con consumo ilimitado de su cerveza Krusovice.

 

viaje praga

 

Etiquetas: , , ,

About The Author

readmin

No Comments

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies